1335 -1346

Gran Ferrer de Canet fue Consejero del rey Alfonso el Benigno y embajador ante el Papa en 1335. A la muerte del rey Alfonso continúa sirviendo a la Corona bajo Pere IV el Ceremonioso, como consejero, mayordomo y representante del rey ante el Papa. Es una etapa gloriosa para la Domus no solo por la prosperidad de sus tierras sino también por la evolución de la arquitectura de la casa que incorpora importantes mejoras como la construcción de las torres.