1347 – 1400

Arnau de Canet le sucede (1347) y casa con la Marquesa de Besora incorporando las posesiones de los señoríos de Besora y Montesquiu. En una de las torres pide la autorización eclesiástica para consagrar una capilla dedicada a Santa María y las Once mil Vírgenes.