1401 – 1412

Su hijo Gilabert de Canet cuando hace testamento en el año 1412, sin hijos varones, pasa la herencia a su hija Antonia de Canet quien casa con Guillem de Peguera ampliando sus tierras e iniciando el linaje de Peguera.