1899

Sabemos por noticias de la prensa de la época que en 1899 Ramon Montaner había comprado los elementos arquitectónicos – claustro y decoraciones de ventanas- del antiguo Priorato del Tallat para reubicarlos en su casa de Canet.