Finales del XIX

Ramon Montaner encarga a su sobrino Lluís Domènech i Montaner la rehabilitación de la Domus en Canet de Mar, propiedad de sus antepasados.